¡Papás primerizos, Go Green en casa!

¿Esperas tu primer hijo y tienes dudas sobre los productos ecológicos que usarías para limpiar el entorno de tu bebé? Cada vez vemos más en los países desarrollados del planeta la tendencia de usar productos “green”, sin químicos, naturales, para limpiar el hogar y los entornos de los pequeños de la casa. Estos productos no solo son mejor para la salud de la familia pero también son mejores para proteger el medioambiente.  Son productos hechos con envases reciclables que ayudan a disminuir nuestro impacto en la cantidad de desechos que terminan en los vertederos.

 

Para que tengamos clara la situación actual en nuestro país, en la Ciudad de Panamá se genera alrededor de 2,500 toneladas de residuos por día y en todo el país la cifra es de 4,800 toneladas. Estas cifras convierten a Panamá en el segundo país de Latinoamérica con la mayor producción de desechos por habitante al día (1.22kg/persona), sólo superado por Chile (1.25kg/persona). ¡Un escenario muy desalentador!

Los padres primerizos sin duda quieren lo mejor para sus bebés y ofrecerles un entorno sano y limpio donde podrán explorar, jugar y crecer tranquilos y felices. Exploremos entonces un poco más sobre convertir nuestros hogares en centros “green”. ¿Cuáles son las ventajas de estos productos? ¿Verdaderamente limpian bien? ¿Son muy caros? ¿Cuáles son los más aconsejados? Veamos las respuestas a estas dudas.

 

Las Ventajas. Los productos ecológicos o “green” son por definición productos que no perjudican el medioambiente ni nuestra salud. Son productos biodegradables, sin químicos industriales, sin vapores peligrosos y sin residuos que puedan causar alegrías o enfermedades en los humanos. Los productos de limpieza industriales son caros por todos los químicos que los componen. Los productos “green” que llevan ingredientes más simples como el vinagre, limón, bicarbonato, etc. son más baratos que sus contrapartes comerciales. Los químicos tóxicos que se encuentran en los productos industriales cuando son revertidos en el agua la contaminan, lo cual causa numerosos problemas de salud en los humanos. Un ejemplo son los fosfatos. Causan enfermedades graves de los riñones, hígado y corazón.

Calidad. En la mayoría de los casos los productos de limpieza ecológicos son igual o más eficaces que los productos industriales. Usan envases biodegradables…si los dejáramos tirados en la naturaleza se descompondrían naturalmente en el ambiente en un mes aproximadamente. No producen vapores tóxicos que empeoran la calidad del aire que respiramos en la casa y no producen alergias.

Costo. Los productos “green” terminan costando mucho menos que los productos de limpieza comerciales. Muchos los puedes hacer tu misma en casa y los que se venden en los comercios hoy en día tienen precios muy asequibles. Como los envases son reutilizables puedes sólo comprar el producto que viene en empaques biodegradables y rellenar el envase que ya tienes en casa.

Productos aconsejados. Podemos remplazar nuestros productos industriales por productos “green” para cubrir todas nuestras necesidades de limpieza en casa y en el cuarto del bebé.

  • Vinagre- remplaza los productos que eliminan moho, los que limpian vidrios y ventanas, los que limpian baños y cocinas y los que limpian inodoros.
  • Sal Suds-limpiador multi-uso a base de tensioactivos de origen vegetal. Los productos industriales son hechos a base de tensioactivos de petróleo. Remplaza todos los productos multi-uso comerciales. Limpia platos, pisos y hasta ropa. Si lo mezclas con bicarbonato tienes un agente potente para limpiar la bañera y los lavamanos.
  • Bicarbonato- ¡El bicarbonato no puede faltar en una casa “green”! Es el ingrediente clave para la mayoría de los productos ecológicos de limpieza. Absorbe los olores del basurero, limpia tus superficies de acero inoxidable, elimina la cera de tus frutas y verduras cuando lo mezclas con agua y limón, limpia tus esponjas, limpia tus cepillos y peines, elimina manchas de grasa, y sirve como repelente de cucarachas y hormigas si lo polvoreas en las bases de las puertas y ventanas.
  • Aceite de coco- Un gran aliado en la limpieza de tu casa. Puedes usar el aceite de coco para quitar los residuos de pegatinas, para proteger tus ollas de hierro fundido, para restaurar tus productos de cuero, para proteger tus muebles de madera, y mezclado con bicarbonato sirve para eliminar las manchas de moho en el baño.
  • Limón- El limón es un desinfectante natural que es un gran compañero en la cocina, el baño y en el cuarto del bebé. Limpia tu microondas y tablas de cortar. Limpia tus ollas de cobre. Mézclalo con un poco de sal para frotar comida pegada en tus platos. Quita el óxido de tus cuchillos. Limpia tus contenedores de plástico. Limpia los juguetes, la bañera del bebé y su cambiador.

    Haz tu propio limpiador multi-uso de limón: Llena un frasco de vidrio hasta la mitad con la cascara de limones. Llena el frasco de vinagre blanco y déjalo bien cerrado en un lugar oscuro y fresco durante 2 semanas mínimo. Vierte el líquido, usando un colador, en una botella de spray y listo!

    Una casa limpia y desinfectada naturalmente es una casa lista para recibir a tu bebé. Tu bebé también puede disfrutar de cuidados de su piel con productos orgánicos “green”. Báñalo con jabón orgánico de castilla y luego masajéalo con aceite de bebé 100% natural. Usa pañales ecológicos y reutilizables en vez de pañales desechables.

    Cada gesto contribuye a una vida más sana y un medioambiente menos contaminado. Hagamos todos nuestra parte convirtiendo nuestros hogares en centros “green” y enseñándole a nuestros hijos desde muy pequeños la importancia de reciclar, reutilizar y usar productos que no sean tóxicos.


    Publicación más antigua Publicación más reciente


    Dejar un comentario